Es necesario reconocer que la ética, en su concepto más puro no debe ser objeto de una reglamentación. La necesidad de tener un código nace de la aplicación de las normas generales de conducta a la práctica diaria.

Puesto que todos los actos humanos son regidos por la ética, también las reglas escritas deben ser de aplicación general.

El Código de Ética Profesional no sólo sirve de guía a la acción moral, sino que también mediante la profesión declara su intención de cumplir con la sociedad, de servirla con lealtad y diligencia y de respetarse a sí misma.

Con objeto de ofrecer mayores garantías de solvencia moral y establecer normas de actuación profesional, se expide el presente código, en el cual se ha reconocido la existencia de varios principios de ética aplicables directamente a los promotores industriales de vivienda. Se estima que estos postulados representan la esencia de las intenciones de la actividad generadora de vivienda para vivir y actuar dentro de la ética y se han agrupado en seis rubros fundamentales.

Con objeto de destacarlos y de hacer una rápida referencia a ellos en cualquier momento se presentan como una primera parte y son:

  • La definición del alcance del propio código.
  • Normas que conforman la responsabilidad del promotor ante la comunidad.
  • Las normas que amparan las relaciones con los organismos financieros.
  • Las normas que amparan las relaciones con las autoridades.
  • La responsabilidad hacia la propia profesión.
  • Honor y justicia.

El capítulo I comprende las normas aplicables en forma general al promotor de vivienda, sin importar la índole de su actividad, en tanto que los capítulos II, III, IV y V están limitados a las normas relacionadas con el tipo de actividad que desarrolla el promotor en el ejercicio de su actividad. Por último, el capítulo V prevé las sanciones que pudieran aplicarse, cuando se hubiesen violado las normas aquí fijadas.

Este código rige la conducta del promotor para con la sociedad, así como ante las autoridades.

POSTULADOS

CAPÍTULO I

ALCANCE DEL CÓDIGO

Aplicación universal del código. Este código de ética profesional es aplicable a todo promotor industrial de vivienda, por el hecho de serlo.

CAPÍTULO II

RESPONSABILIDAD DEL PROMOTOR ANTE LA COMUNIDAD

Ya que la vivienda es de por sí un satisfactor básico, se espera que todo promotor realice un trabajo profesional y sin vicios ocultos de mala fe y por lo mismo implica una responsabilidad sobre su trabajo y una buena calidad. Los promotores se comportarán de acuerdo con la Constitución, leyes, los principios de la libre empresa y los estatutos de la CANADEVI.

CAPÍTULO III

RELACIONES CON LOS ORGANISMOS FINANCIEROS

La vivienda, en su mayor parte se genera y se adquiere mediante un préstamo hipotecario. La responsabilidad y el cumplimiento de las disposiciones establecidas por los acreditantes son obligaciones del promotor Industrial de Vivienda.

CAPÍTULO IV

RELACIONES CON LAS AUTORIDADES

La vivienda está regulada por diversas leyes y reglamentos, la participación proactiva del promotor en la continua modernización y eficientización de éstas, así como el respetarlas es su responsabilidad.

CAPÍTULO V

RESPONSABILIDAD HACIA LA PROFESIÓN

Respecto a los colegas y a la actividad: Todo promotor cuidará sus relaciones con sus colaboradores, con sus colegas y con las instituciones que los agrupan, buscando que nunca se menoscabe la dignidad de la actividad generadora de vivienda, sino que se enaltezca, actuando con espíritu de grupo.

NORMAS GENERALES

CAPÍTULO I

ALCANCE DEL CÓDIGO
ARTÍCULO 1.01

Los promotores de vivienda tienen la ineludible obligación de regir su conducta de acuerdo a las reglas contenidas en este código, las cuales deberán considerarse mínimas, pues se reconoce la asistencia de otras normas de carácter legal y moral, cuyo espíritu amplía el de la presente.

 

ARTÍCULO 1.02

Este código rige la conducta del promotor de vivienda en sus relaciones con la sociedad en general. Con quien financia su vivienda, con las autoridades y sus compañeros de profesión y le será aplicable cualquiera que sea la forma que revista su actividad y la modalidad en la que participe.

 

ARTÍCULO 1.03

Los promotores de vivienda que además ejerzan otra profesión, deberán acatar estas reglas de conducta, independientemente de las que señale la otra profesión para sus miembros.

 

ARTÍCULO 1.04

Los casos en que exista duda acerca de la interpretación de este código deberán someterse a la Comisión de Honor y Justicia de la asociación afiliada a que pertenece el socio o de la CANADEVI, en su caso, en caso extremo a una instancia externa que la Asamblea de CANADEVI designe desde el inicio de cada periodo de sus respectivos consejos (Ombudsman en el Giro Industrial de Vivienda Mexicano).

 

ARTÍCULO 1.05

El promotor de vivienda no deberá utilizar sus conocimientos profesionales en tareas que atenten contra la moral.

 

ARTÍCULO 1.06

Todo promotor, por el hecho de serlo, deberá contar con la capacidad técnica, la experiencia y la solvencia moral y económica, necesaria que su actividad implica.

 

ARTÍCULO 1.07

Los promotores se comportarán de acuerdo con la Constitución Política de los Estados unidos Mexicanos, las leyes, los principios de la libre empresa y los estatutos y objetivos de la CANADEVI.

 

ARTÍCULO 1.08

El promotor deberá cimentar su reputación en la honradez, laboriosidad, creatividad y capacidad profesional y calidad de su producto, observando las reglas de ética más elevadas en sus actos.

 

ARTÍCULO 1.09

La Federación directamente o a través de sus asociaciones afiliadas, desarrollará la publicidad institucional que juzgue conveniente y publicará el directorio de socios.

 

ARTICULO 1.10

Los Afiliados a CANADEVI deberán pagar a la Cámara y a sus Delegaciones las cuotas anuales que sean aprobadas por la Asamblea General Ordinaria y deberán afiliar a todas y cada una de las empresas donde tengan participación.

CAPÍTULO II

RESPONSABILIDAD DEL PROMOTOR ANTE LA COMUNIDAD
ARTÍCULO 2.01

El promotor de vivienda no deberá desarrollar proyectos para los que no esté capacitado.

 

ARTÍCULO 2.02

Todo promotor deberá escriturar y entregar la vivienda a su comprador libre de todo gravamen o contingencia.

 

ARTÍCULO 2.03

Todo promotor deberá en la medida de su proyecto, realizar las obras que restablezcan y/o mejoren el equilibrio ecológico.

 

ARTÍCULO 2.04

Cualquier publicidad o promoción deberá siempre estar apegada a la verdad, con información clara y seria.

 

ARTÍCULO 2.05

Es responsabilidad del promotor entregar a los adquirentes de vivienda por escrito, la información necesaria para conocer las garantías correspondientes y la manera de hacerlas valer.

 

ARTÍCULO 2.06

Los promotores de vivienda industrial instruirán a sus adquirentes sobre los aspectos que le permitan conservar y mantener de mejor manera su vivienda y su colonia para mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes y la plusvalización de sus viviendas.

 

ARTÍCULO 2.07

Todo promotor deberá entregar a sus clientes copias de permisos, licencias y pagos por su cuenta hechos por el promotor amparando su vivienda, deberá coadyuvar con la autoridad para la preservación de la imagen del desarrollo y sus espacios comunes.

 

ARTÍCULO 2.08

Es obligación del promotor rechazar trabajos cuando por la especialización de los mismos, no cumplan con las normas técnicas y ponga en riesgo la integridad física de quien ocupará dicha edificación.

 

ARTÍCULO 2.09

Es responsabilidad del promotor realizar un trabajo profesional de alta calidad en tierra apta y sin vicios ocultos o mala fe en la construcción o proceso generado de las viviendas.

 

ARTÍCULO 2.10

Es obligación del promotor trasladar a sus clientes en forma transparente los beneficios derivados de la desregulación y desgravación de la vivienda, sobre todo en los derechos e impuestos que forman parte de los gastos de escrituración.

 

ARTÍCULO 2.11

El promotor informará de manera clara dentro de su comercialización acerca de las especificaciones y acabados de la vivienda, autorizaciones, así como también de las condiciones y características del crédito al adquirente.

 

ARTÍCULO 2.12

Presentar documentación clara, responsable y fidedigna a organismos financieros, notarios, autoridades y demás involucrados es responsabilidad del promotor.

 

ARTÍCULO 2.13

El promotor podrá asociarse con otros colegas e inclusive con miembros de otras profesiones, así como propietarios de predios, constructores, etc., a fin de estar en posibilidad de desarrollar mejores proyectos y hacerlos viables. Esta asociación sólo podrá formarse si el promotor ostenta su responsabilidad personal e ilimitada. Cuando por la naturaleza del trabajo, el promotor deba recurrir a la asistencia de un especialista y la participación de éste en el trabajo sea fundamental para alcanzar los resultados previstos, el promotor asumirá la responsabilidad, respecto a la capacidad y competencia del especialista.

 

ARTICULO 2.14

En caso de vivienda progresiva debe proporcionar planos de crecimiento y especificaciones de todo tipo a su comprador para que se garantice la armonía del conjunto y la seguridad estructural de la vivienda.

CAPÍTULO III

RELACIONES CON LOS ORGANISMOS FINANCIEROS
ARTÍCULO 3.01

El cumplimiento de las disposiciones establecidas por los acreditantes para el otorgamiento de créditos puente e individuales es responsabilidad del promotor.

 

ARTÍCULO 3.02

Cuando los expedientes necesarios para investigación de créditos individuales, sean integrados por personal del promotor, estos se harán conforme a las reglas del propio organismo y con documentación proporcionada por los clientes, sin falsear datos ni documentación.

 

ARTÍCULO 3.03

El financiamiento es generalmente parte integrante de la vivienda y consecuentemente el promotor verá en el organismo financiero un apoyo importante para la generación de vivienda y en consecuencia trabajará en comunión con éste, tomando todas las medidas necesarias sin afectar la promoción y el mercado, evitando que el banco u organismo financiero salga afectado en sus intereses.

CAPÍTULO IV

RELACIONES CON LAS AUTORIDADES
ARTÍCULO 4.01

El promotor será honesto y ético en su relación con las autoridades a quienes, en forma directa o a través de su asociación o de la misma CANADEVI, exigirá el mismo trato que a sus competidores.  Este trato deberá ser uniforme y sin preferencias para ningún promotor.  El socio afiliado a CANADEVI no podrá ofrecer ni recibir gratificación a ninguna autoridad, por ningún concepto y baja ninguna circunstancia.  En caso de enfrentar una situación distinta, el afiliado recurrirá a la Comisión de Honor y Justicia de la CANADEVI para su orientación y consejo.

 

ARTÍCULO 4.02

Los promotores a través de su asociación y federación participarán proactivamente con las autoridades en forma ética y gremial, para conjuntamente encontrar soluciones a la problemática de la vivienda y en su caso, inclusive proponer modificaciones a leyes y reglamentos.

 

ARTÍCULO 4.03

Todo promotor miembro de CANADEVI deberá cumplir con todas las normas y requisitos que determinen las leyes estatales y municipales correspondientes y en materia de construcción y desarrollo de vivienda.

 

ARTÍCULO 4.04

Todo promotor miembro de CANADEVI, deberá ajustarse a los reglamentos de construcción de los municipios correspondiente.

 

ARTÍCULO 4.05

Todo promotor miembro de CANADEVI, deberá contar siempre con permisos y licencias para desarrollar vivienda.

CAPÍTULO V

RESPONSABILIDAD HACIA LA PROPIA PROFESIÓN
ARTÍCULO 5.01

Todo promotor deberá la dignificación de la actividad a la calidad de su producto y al cuidado escrupuloso del medio ambiente.

 

ARTÍCULO 5.02

Los promotores se abstendrán de hacer comentarios sobre otro promotor cuando dichos comentarios perjudiquen su reputación o el prestigio de la profesión en general, a menos que le sea solicitado por quien tenga un interés legítimo en ellos o exista un caso flagrante de corrupción o de mala realización de las obras correspondientes.

 

ARTÍCULO 5.03

Cuando un promotor participe a título personal en eventos sobre la vivienda, de carácter gremial, institucional, académico u organizado por alguna asociación no lucrativa, cámara, colegio profesional, organismo de vivienda, banca o similar, cuidará que sus afirmaciones apoyen los puntos de vista de la Cámara o, en su caso, expresará sus diferencias a título personal y en términos respetuosos.  En todo caso, siempre convocará a actuar con el más estricto apego a las normas de ética profesional.  Estas máximas también aplican a la cátedra.

 

ARTÍCULO 5.04

El promotor catedrático debe dar a sus alumnos un trato digno y respetuoso, instalándolos permanentemente a su constante superación.

 

ARTÍCULO 5.05

El promotor en la exposición de su cátedra podrá referirse a casos reales o concretos de los negocios, pero se abstendrá de proporcionar información que identifique a personas, empresas o instituciones relacionadas con dichos casos, salvo que los mismos sean del dominio público, se cuente con autorización expresa para el efecto o sea un problema identificado a nivel gremial.

 

ARTÍCULO 5.06

El promotor catedrático/conferencista en sus relaciones con los alumnos o asistentes deberá abstenerse de hacer comentarios que perjudiquen la reputación o prestigio de alumnos, otros promotores o de la profesión en general.

 

ARTÍCULO 5.07

Las opiniones o consejos que haga el promotor a la comunidad, autoridades, organismos financieros o a sus colegas, deberá darse basado en los conocimientos y experiencia profesional.

 

ARTÍCULO 5.08

El promotor no deberá ofrecer trabajo directa o indirectamente a empleados o socios de otros promotores, si no es con previo conocimiento de estos, pero podrá contratar libremente a aquellas personas que por su iniciativa o en respuesta a un anuncio le soliciten empleo. La empresa del promotor afiliado debe ser responsable de la actuación de sus empleados.

CAPÍTULO VI

HONOR Y JUSTICIA
ARTÍCULO 6.01

Cuando algún promotor acepte un puesto incompatible con el ejercicio independiente de la profesión, deberá retirarse de su actividad profesional como tal, igual deberá suceder cuando alguno de los promotores haya dejado de pertenecer a una asociación afiliada pro haber sido dado de baja en los términos del artículo 6.04, o bien, cuando siendo socio de la CANADEVI la junta de honor respectiva considere procedente tal sanción.

 

ARTÍCULO 6.02

El promotor que viole este código se hará acreedor a las sanciones que le imponga la asociación afiliada a que pertenezca o la CANADEVI, según el caso.

 

ARTÍCULO 6.03

Para imposiciones de sanciones se tomará en cuenta la gravedad de la violación cometida, evaluando dicha gravedad de acuerdo con la trascendencia que la falta tenga para el prestigio y estabilidad de la profesión del promotor de vivienda y la responsabilidad que pueda corresponderle.

 

ARTÍCULO 6.04

Según la gravedad de la falta, la sanción podrá consistir en:

  • Amonestación privada.
  • Amonestación pública.
  • Suspensión temporal de sus derechos como socio.
  • Expulsión.
  • Denuncia a las autoridades competentes, de las violaciones a las leyes que rijan el ejercicio profesional.
ARTÍCULO 6.05

El procedimiento para la imposición de sanciones, será el que establece en los estatutos de la CANADEVI.